Es probable que seas una de las personas que se pasa horas frente al ordenador durante una jornada laboral.
Desde Postural Fit queremos hacer una llamada de atención acerca de los malos hábitos posturales que se adquieren en la oficina, ya que aumentan considerablemente el número de lesiones de nuestros músculos y huesos, sin olvidar el dolor de espalda. Lesiones que afectan negativamente al ritmo del trabajo.

¿Cuáles son las lesiones más habituales?
La lesión que se lleva la palma es, sin duda alguna, el dolor de cuello. Pero no sólo es la más común, le siguen lesiones como la tendinitis de hombro, de codo o de muñeca, dolores lumbares e incluso síndromes compresivos de los nervios, tanto en las manos como en los codos. En definitiva, la zona lumbar, cervical y las extremidades superiores son las más vulnerables y que se muestran como dolor de espalda.
Si a una mala postura le sumamos una media de ocho horas diarias de trabajo, el resultado es un estado físico inadecuado. El excesivo número de horas en la misma posición, propio del trabajo en oficinas y despachos, y el mal uso de los teclados y del ratón son los responsables directos de estos dolores d elos cuales el más común es el que llamamos cotidianamente como dolor de espalda. Y lo peor es que cada vez son más las personas que se ven afectadas por este tipo de lesiones que tienen como consecuencia un mal rendimiento laboral.

¿Cómo podemos corregir estos malos hábitos?
Corregir estos malos hábitos depende de cada uno. Hay que ir haciéndolo poco a poco, siendo disciplinados y constantes diariamente hasta que consigamos mantener una correcta posición sin esfuerzo alguno.
Recomendamos mantener la espalda completamente apoyada en el respaldo de la silla, ya que de esta manera evitamos que se nos sobrecarguen las lumbares. No es mala idea ponernos un cojín en el respaldo. Todo aquello que conlleve comodidad es bienvenido y nos protege ante el dolor de espalda. Además, con nuestro Método y sus múltiples beneficios  podrás prevenir la aparición de los dolores y sentirte perfecto. La combinación de ambas cosas es lo ideal.

También es importante que nuestra cabeza se apoye en un reposa-cabezas adecuado, así protegeremos de forma adecuada nuestras cervicales. Otra de las cosas que podemos hacer es tener un alzador bajo los pies para evitar la sobrecarga de los músculos de las piernas.
Os invitamos a ser disciplinados y a seguir estos pequeños consejos para que tengáis una jornada laboral placentera y libre de lesiones.