Posturas prolongadas y dolores de espalda

Posturas prolongadas y dolores de espalda

El ser humano no está preparado para pasar largos periodos de tiempo sin moverse. Cuando pasamos horas sentados en la misma posición delante del ordenador, acabamos agarrotados, sufrimos molestias en la espalda, en las rodillas o en las muñecas. Es muy difícil paliar la tensión corporal ocasionada por 8 horas diarias de trabajo estático en sedestación (sentados). Después de varias horas en esta posición, el cuerpo nos pide movimiento.

Hay que intentar mantener una buena ergonomía en el puesto de trabajo, ya que es donde pasamos más tiempo a lo largo del día. No obstante, en el fondo, son tan solo medidas encaminadas a paliar un poco esta tensión a la que sometemos nuestro cuerpo.

El cuerpo sabe lo que necesita y de forma natural nos pide movimiento, aunque no estemos formados en técnicas de estiramiento. Con entrenamiento, después de sufrir este estrés, podemos aprender a conocer qué tipo de estiramientos nos pide el cuerpo. Es muy importante, pues, acostumbrar el cuerpo a su dosis de movimiento de una forma regular.

Trabajar toda la motilidad corporal (la habilidad de moverse espontánea e independientemente), llevando las articulaciones y los músculos a sus extremos de movimiento, favorece el saneamiento de estas estructuras evitando agarrotamientos y ayudando a que el cuerpo pueda eliminar las sustancias de deshecho que produce habitualmente.

El movimiento contribuye a liberar, limpiar y bloquear aquellas hormonas causantes del estrés produciendo, al mismo tiempo, hormonas del placer como las endorfinas.

 Cuida, pues, tu cuerpo ya que es la casa donde vivirás toda tu vida.


Escrito por: Francesc Arjalaguer
 (Fisioterapeuta, nº colegiado 6962)

 

| marzo 19th, 2015|Salud|Comentarios desactivados en Posturas prolongadas y dolores de espalda

About the Author: