Dolor y lesión no van siempre de la mano.

Dolor y lesión no van siempre de la mano.