Recomendamos un mínimo de dos clases de reeducación postural a la semana para lograr los resultados deseados, ahora bien, si te apetece puedes hacer hasta cuatro clases semanales. No recomendamos realizar más debido a que el cuerpo necesita reposo y un periodo de integración del trabajo realizado.

 

Aunque no es imprescindible, es muy recomendable que se asista a las clases a las que estas inscrito para que la dinámica de la clase sea fluida. En cuanto al profesor/tutor es el quien mejor conoce tu cuerpo y tu proceso de aprendizaje, si cambias constantemente de profesor/tutor se hace muy complicado mantener la evolución de tu trabajo durante el curso. Si has de cambiar de horario lo mejor es que informes a tu tutor para que comente con el nuevo profesor tu caso particular.
Si, siempre que la clase en la que quieras recuperarla no esté llena, en cuyo caso tienen prioridad de entrada los alumnos inscritos en ese horario.
Para realizar un buen trabajo corporal y evitar lesiones es básico un buen calentamiento, por este motivo y para no interrumpir la dinámica de la clase y la de tus compañeros no se permitirá la entrada en clase pasados los primeros 10 min.

 

Ropa cómoda, lo más ajustada posible para facilitar al profesor las correcciones posturales pertinentes. Si tienes dudas puedes consultar en recepción.