“La rama de las ciencias de la salud que estudia los problemas del sistema músculo-esquelético, especialmente los de la columna vertebral, y sus efectos sobre el sistema nervioso y la salud en general”.

Organización Mundial de la Salud, Ginebra 2005

La quiropráctica es un método natural y efectivo que ayuda a las personas a recuperar su estado óptimo de salud, optimizando las funciones del sistema nervioso. Además se consigue alcanzar un bienestar corporal ya que, gracias a la quiropráctica también mejora, principalmente, la función biomecánica de la columna vertebral.

La quiropráctica se basa en el conocimiento de que la tensión, falta de alineación o alteración del funcionamiento de la columna vertebral (subluxaciones) pueden interferir con el flujo de información y energía que circula a través de los nervios, y pueden afectar dramáticamente al funcionamiento de tu cuerpo de muchos modos.

La mayoría de las des-alineaciones en la columna vertebral provienen de años de malos hábitos y de una mala postura que ejerce presión sobre las articulaciones, los nervios y los músculos.

Estos pequeños traumatismos pueden ser causados por una mala postura repetida (por ejemplo, estar muchas horas delante del ordenador o del móvil) u otros hábitos que a lo largo del tiempo desestabilizan la columna vertebral. Por ejemplo: dormir en posición inapropiada, el estrés (físico y/o emocional), coger a los niños, cargar peso en general, o no hacer ejercicio correctamente.

Cuando las vértebras se desalinean a causa de estos traumas, provocan una gran cantidad de problemas como dolor lumbar, dolor cervical, dolores de cabeza, vértigos o ciática.

Nuestro quiropráctico Joubert Campelo, trabaja utilizando técnicas específicas para evaluar el sistema nervioso, las articulaciones, la columna vertebral y los músculos del cuerpo. A través de unos ajustes específicos, realinea las articulaciones de la columna vertebral, eliminando la presión sobre el sistema nervioso. ¡Con la columna vertebral alineada se nota una DIFERENCIA ENORME y se ven las cosas de otro modo!

La quiropráctica se basa en que el cuerpo tiene capacidad innata de auto-curación; como se ve cuando una herida cicatriza sólo manteniéndola limpia; o con el sistema inmunológico que está constantemente activo, curándonos.

El segundo hecho en que se basa es que el cerebro y la médula espinal, a través de los nervios, controlan todas y cada una de las funciones del organismo.

Si la comunicación entre la médula y el organismo es correcta, el cuerpo “sabe” como funcionar adecuadamente y como curarse; pero si existe alguna interferencia en esa comunicación (por ejemplo, un nervio irritado por una vértebra que está en mala posición o sin el movimiento adecuado), el organismo pierde su capacidad óptima de funcionamiento, pudiendo resultar en dolor y enfermedad.

Esta discapacidad funcional de una articulación vertebral, que provoca como resultado una interferencia del sistema nervioso, se llama subluxación.

La quiropráctica, a través de movimientos específicos de las articulaciones (ajustes), restaura la integridad del sistema nervioso, devolviendo al organismo su capacidad innata de auto-curación, facilitando así un estado de salud óptima sin medicinas ni cirugía.

La quiropráctica actúa en la raíz del problema en vez de ocultar los síntomas. por eso esta disciplina se ha hecho tan popular en países como Estados Unidos, donde comenzó hace más de